Desciframos tu factura de la luz

¡Regístrate!

Accede a todas las posibilidades de mifactura.es ¡gratis!

Servicios mifactura:
21 Ago 2012

El concepto de generación distribuida o autoconsumo con instalaciones de producción eléctrica de baja potencia pretende acercar la generación de electricidad, antes derecho casi exclusivo de las grandes compañías eléctricas, a los puntos de consumo es decir a nuestras casas o pequeño negocio, lo cual en el medio y largo plazo implica un ahorro para este nuevo tipo de generador/consumidor. Los avances tecnológicos de este tipo de instalaciones de generación eléctrica son el fundamento del nuevo modelo energético que ya se está imponiendo por todo el mundo. El único incentivo que falta para su completo desarrollo es el de impulsar el marco regulatorio que convierta en protagonista al consumidor de energía eléctrica.

Ya inmersos en el siglo XXI y gracias a los avances tecnológicos en cuanto a la generación de energía eléctrica se refiere, es necesario modificar el esquema tradicional de consumo de energía eléctrica para aprovechar este nuevo potencial de generación que permita al consumidor ir más allá del hecho de recibir cada dos meses una factura electrónica de nuestra compañía suministradora (único gran avance tecnológico de los últimos 14 años de las empresas eléctricas en este país).

Estos avances en nuevas tecnologías de generación de electricidad junto con avanzados sistemas de medición y control del consumo eléctrico, deben conducir a un esquema más flexible de los hábitos de consumo de la electricidad y que al mismo tiempo permita aumentar los niveles de eficiencia en el consumo.

Las nuevas tecnologías de generación renovable han permitido potenciar este modelo de generación/consumo de electricidad en países como Alemania o Estados Unidos, de forma que ha dado nombre a una nueva relación entre el consumidor con los gestores de la red eléctrica que alimentan nuestros hogares y negocios.

Su desarrollo implica una auténtica revolución eléctrica, en la que el consumidor se convierte en protagonista al tener la opción de generar la propia energía que consume a un coste razonable y colaborando a su vez con la conservación del medioambiente.

articulo autoconsumo

El autoconsumo permite al consumidor convertirse en productor de energía eléctrica, de tal forma que la energía que produce con sus fuentes de energía renovable o altamente eficiente (pequeña instalación fotovoltaica en el techo de la casa, instalación minieólica en el jardín, pequeñas  cogeneradoras en las comunidades de propietarios, etc) es consumida en tiempo real en su instalación. Para lo único que necesitaremos a nuestra compañía eléctrica es para verter nuestros excedentes no consumidos de electricidad o para consumir de su red en momentos en los que nuestro sistema de generación no sea suficiente para satisfacer nuestras necesidades energéticas.

La transacción económica de los flujos de energía para la compañía eléctrica o para el consumidor debería valorarse al mismo precio (este punto está pendiente de ser regulado en España, países de nuestro entorno ya lo solucionaron hace años), con lo cual se obtendría un efecto de neto de la medida eléctrica sobre la cual aplicar dicho precio, como diferencia entre la energía generada y la energía consumida en la red (lo que en terminología anglosajona se denomina “net metering”).

A estos sistemas de autoconsumo se les puede dotar adicionalmente de cierta flexibilidad a la hora de generar o de consumir si los complementamos con elementos de almacenamiento de energía, como pueden ser baterías de alta eficiencia, que permitirían adicionalmente gestionar de forma inteligente el consumo de la propia energía, aprovechando la generación de nuestro sistema en las horas más baratas para recargar las baterías y así consumirla posteriormente en las horas punta.

En cuanto a la medida del sistema, la práctica indica que la solución óptima deberá ser instalar un contador bidireccional que permita obtener la lectura de compra y la de venta de forma separada, y por cada kWh inyectado a la red, tendremos otro para consumir cuando lo necesitemos.

Este nuevo concepto exige de un estudio previo por parte del consumidor, para dimensionar el sistema de autoconsumo, de forma que permita elegir la tecnología de generación más apropiada y los elementos de gestión de consumo necesarios para optimizar la factura de energía eléctrica.

Tecnologías compatibles con el autoconsumo

Las fuentes primarias de energía utilizadas por estos generadores pueden llegar a ser muy diversas.

Por un lado se encuentran las que utilizan fuentes renovables (eólica, solar, hidráulica, biomasa, geotérmica) de gran desarrollo en los últimos años y que han conseguido abaratar de forma sustancial sus costes.

Pero igualmente, se pueden aplicar fuentes no renovables como el gas natural que permitan el aprovechamiento de calor de su combustión y que podemos considerarlos como sistemas de autoconsumo de alta eficiencia. Su ventaja está en que es una generación más flexible que la de origen renovable ya que podemos gestionarla en el momento que deseemos.

Marco regulatorio en España

Es en estos momentos el verdadero talón de Aquiles para el desarrollo del nuevo modelo.

El marco regulatorio donde se enmarcan este tipo de instalaciones es el denominado Régimen Especial y concretamente en lo definido en el RD 661/2007 de 7 de mayo del 2007 que junto con el RD 1699/2011, de 18 de noviembre facilitan la conexión a red de instalaciones de baja potencia (menos de 100 kW) orientadas al autoconsumo y en particular agiliza el proceso administrativo de alta y de conexión a la red a las instalaciones de menos de 10 kW de potencia. Pensemos que nuestras casas normalmente tienen contratadas potencias de consumo de entre 5 y 10 kW.

Si bien la normativa para la conexión de estas instalaciones se está desarrollado, se echa en falta la definición del régimen económico en el cual se puedan valorar los diferentes flujos de energía exportada o importada de nuestro hogar o negocio (precio del excedente, imposición de peajes a la generación, impuestos, tasas y cánones...).

Igualmente, algo fundamental y básico como es la implantación del esquema de medición de la energía neta entre los excedentes y el consumo de energía está aún por definir.

Valor añadido y ventajas del autoconsumo

  • Reducción de las pérdidas en las redes de transporte y de distribución.
  • Eliminación de los costes de servicios complementarios del sistema.
  • Eliminación del impuesto eléctrico por la energía autoconsumida.
  • Disminución de inversiones en red de transporte y distribución.
  • Incremento de la fiabilidad en el suministro de energía eléctrica.
  • Proporcionando apoyo y control de energía reactiva y regulación de tensión en la red de distribución.
  • Generación de energía a partir de fuentes renovables y reducción significativa de la emisión de gases de efecto invernadero.
  • Al retirar energía de la red debido al propio autoconsumo y por la circunstancia de exceso de capacidad del parque de generación en España, el precio de la electricidad debería tender a la baja por el hecho de que la oferta supera a más del doble de la demanda nacional de electricidad en su momento punta.
  • Independencia regulatoria del Gobierno de turno. Minimizamos el impacto de las decisiones del Gobierno al menos por la parte autoconsumida.
  • Creación de una nueva industria con desarrollo de puestos de trabajo en lo referente a construcción e instalación de estos equipos de autogeneración eléctrica

Valoración económica del autoconsumo

La flexibilidad del autoconsumo permite una serie de ahorros en el precio de la electricidad que deben hacerlo competitivo frente al precio equivalente de obtenerla de la red una vez descontados los costes de inversión de la tecnología de generación que apliquemos.

En el siguiente cuadro se muestran el impacto en el coste final de la electricidad, para cada uno de los modelos, de los distintos componentes del precio de la electricidad:

costes autoconsumo

Por tanto, la valoración económica se reduce a comparar el coste de nuestra inversión y la flexibilidad que nos proporciona el autoconsumo, con el ahorro originado en el consumo gracias a la existencia de nuestra instalación más el coste de la electricidad suministrada a través de un contrato tradicional con una compañía comercializadora para los momentos en que necesitemos consumir de la red de distribución eléctrica.

Adicionalmente, el desarrollo del modelo de autoconsumo permite dar viabilidad a muchas empresas de tecnología renovable, ya que sin ningún coste adicional para las arcas del Estado, se les abre un mercado de 27.000.000 de potenciales consumidores eléctricos, a los cuales dotar de servicios de generación eléctrica y de control de consumo que permitan el desarrollo del autoconsumo eléctrico.

Ejemplo:

Consumo actual:

Hogar:

  • Potencia contratada:10 kW
  • Consumo medio mensual: 700 kWh
  • Consumo anual: 8400 kWh
  • Precio término de potencia: 20,57 €/kW año.
  • Precio Término de Energía Total: 152,00 €/MWh
    • Precio electricidad:   50,00 €/MWh
    • ATR, SSCC, pérdidas: 102,00 €/MWh
  • Factura anual de electricidad: 200,57 + 1.276,00 € = 1.476,57 €/año

Instalación de autoconsumo:

  • Potencia instalada: 5 kW
  • Tecnología: Fotovoltaica
  • Horas de funcionamiento: 1500 horas
  • Energía generada/año: 7500 kWh

Facturación autoconsumo:

Energía consumida – Energía generada = 900 kWh
Facturación del consumo: 900 kWh x 152,00 €/MWh = 136,80 euros + impuestos
Facturación total (incluyendo Tp del contrato de suministro) = 200,57 + 136,80 = 337,37 €/año

Ahorro anual:

1.476 €- 337,37€ = 1.138,63 €

El ahorro anual es el importe que debe amortizar el coste de nuestra instalación fotovoltaica de 5 kW.

Si el coste es de 2 €/Wp, estamos hablando de una inversión aproximada de 10.000 euros, por lo que el retorno de la inversión estaría en 8,78 años. La vida útil de la instalación está calculada en 25 años.

Todo esto suponiendo bajo la hipótesis de que se aplica el concepto de “net metering” a la medida de exportación y a la de importación de electricidad y que la energía generada se factura al mismo precio que la consumida de la red.

No es un mal negocio.

Potenciales problemas (que estamos a tiempo de evitar)

  1. Se está hablando que el net metering pueda no ser como el que hablamos. Se está estudiando que una unidad de energía excedentaria vertida a la red se pague o compense en la factura neta por menor valor que el que se importa o compra normalmente ya que al excedentario no se le reconozca el valor de los peajes de transporte y distribución que si se consideran en la energía importada. Si esto es así los plazos de amortización se alargarán a prácticamente el doble con lo cual el asunto pierde cierto atractivo.
  2. La letra pequeña de la conexión. Si las instalaciones de generación se puedan conectar al mismo punto físico por donde hoy entra la energía (que sería lo lógico), no habría costes añadidos de conexión. Pero si como ocurre en la actualidad que a los valientes emprendedores que han decidido lanzarse a generar electricidad a nivel doméstico (algunos hay) se les obliga por parte de al compañía distribuidora hacer la conexión de su instalación de generación en el quinto pino de forma arbitraria (como se les ha obligado) podemos olvidarnos ya que el coste de la conexión puede ser superior al de la instalación de los equipos de generación. Lo increíble del caso actual, que esperemos que cambie, es que lo que es bueno para la energía importada (actual punto de conexión) es malo para la energía exportada y hay que conectarse en un punto más seguro.

Comentarios  

0 Rafa
Jueves, 23 Agosto 2012 19:34
Muy interesante, pero me parece q lo del balance neto se va quedar en aguas x la gran potencia que tienen las eléctricas en España.
No son nada justas y abusan de su poder "político" enchufados.
Reportar al moderador
0 Robin Hood (colaborador)
Viernes, 24 Agosto 2012 17:02
Estimado Rafa,

Desde mifactura.es creemos que la lógica debería imponerse y un sistema de balance neto correctamente gestionado debe ser el futuro de un sistema eléctrico eficiente. Cierto es que es un cambio radical en la forma de ver el sector eléctrico, la demanda y a sus reales protagonistas, los consumidores como tu y yo. Entre todos debemos de crear opinión al respecto y que llegue a las autoridades. Ya la gasolina nos la servimos nosotros, los muebles nos los hacemos casi nosotros en casa, ¿Por qué no la electricidad?. Veamos que ocurre!!!
Reportar al moderador
0 Jesus
Jueves, 30 Agosto 2012 20:44
A nuestro entender el “Balance Neto” o cualquier vertido a la red, está supeditado a la regulación prometida por el gobierno, pues las compañías distribuidoras no van a permitirlos hasta que la norma las obligue. El Gobierno por su parte no va regular esta forma de producción y consumo, hasta que aclaren como van a dar salida al “déficit de tarifa”, sin embargo no creo que legalmente se pueda impedir que cualquier ciudadano pueda producir su propia energía con los sistemas técnicos adecuados que impidan cualquier vertido a la red. Creemos que hay que solicitar con los proyectos y las memorias, los enganches , contratos que se regulan en las normas citadas en el artículo, para forzar a las instituciones a pronunciarse sobre estas instalaciones tan beneficiosas para el consumidor. Esa estrategia vamos a seguir en nuestra empresa.(cambio energetico)
Reportar al moderador
0 Carlos Domínguez
Lunes, 01 Octubre 2012 18:34
Se estima que pueden existir ya (antes de que salga la ley) mas de 3.500 instalaciones de autoconsumo en España, que funcionan perfectamente, pero que se enfrentan a un problema. Los contadores digitales están programados para cobrar el exceso de energía que vierten estas instalaciones, cuando el consumo es inferior a la producción. La administración lo sabe y no hace nada por remediarlo, mas aún criminaliza a los instaladores. España es diferente.
Reportar al moderador

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refrescar

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Canal RSS